0 comentarios / Publicado en por Rami Waked

Cuando una persona decide que el perfume pase a ser un complemento más en su código de vestir, hay muchas ocasiones en las que al afrontar la compra de una fragancia, uno no sabe muy bien por dónde tirar. Bien es cierto que la adquisición de un aroma tiene mucho de impulso y sensaciones, pero al llegar a la perfumería se tienen que dejar éstas en un segundo plano y aplicar por un rato, también, un poco de sentido común y algún que otro criterio. Desde unComo.com queremos facilitarte la labor a la hora de cómo elegir el perfume adecuado a través de unas pautas muy fáciles de seguir que deberías tener en cuenta.
1- Las pieles son muy diferentes entre sí, dependiendo del PH. Por eso no hay que elegir un perfume que se  sienta bien en otra persona, sino que SIEMPRE tenés que probarlo en tu piel.
2- La mañana es el mejor momento para hacer la elección de tu perfume porque es cuando mejor funciona la nariz.
3- Para apreciar mejor cada una de las esencias, asegurate de no llevar puesta ningún tipo de fragancia.
4- Además del aroma que tengan, hay distintos tipos de perfumes.  Los “eau de toilette” tienen una fragancia mucho más suave, que no dura tanto en la piel. Los “eau de parfum” tienen un efecto intermedio y los “parfum” son mucho más intensos. Elegilos según lo que estés buscando.
5- La mejor manera de probar las fragancias es rociarlo al aire. Si lo van a aplicar en la piel, hacerlo en la zona de la muñeca donde se podrá percibir mejor la forma en que actúa en la dermis.
6- Tres pruebas es lo máximo que el sentido del olfato permite probar, luego se pierden los aromas y ya no es posible distinguir  una de la otra. Lo ideal es sentir granos de café para borrar las esencias y volver a apreciar nuevamente otro.
7- Aumentá tu colección! Lo mejor es tener 3 ó 4 para no agotarse de un solo perfume y poder variar de esencia según la ocasión.

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se revisan antes de ser publicados.